Consejos preventivos

Noticias

Esta sección le da paso a información de cómo resolver problemas de consumo. No creemos que será completa, de todas formas contiene alguna información de cómo evitar problemas. Aquí hay preguntas para hacerse antes de realizar una compra o un negocio o firmar un contrato.

  • ¿Siente usted que está siendo presionado a firmar o comprar rápidamente algo?
  • ¿Entiende lo que dice el contrato y todas sus obligaciones, cargos financieros, precio total, y qué sucede si usted no paga la cuota o quiere pagar por adelantado? Si es necesario pida una copia del contrato y léalo tranquilo en su casa o pida asesoramiento. Haga que todas las promesas figuren por escrito.
  • ¿Tiene garantía? ¿Qué cubre la misma y por qué tiempo? ¿Dónde debe llevar el artículo a reparar? Compare garantías.
  • Si ha solicitado servicios técnicos, ¿pidió un presupuesto por escrito donde figuren todas las reparaciones que le van a realizar?
  • ¿Ha comparado lo suficiente? Poco tiempo perdido comparando precios y calidad de productos y servicios pueden salvar mucho dinero y evitar problemas.
  • ¿La publicidad u oferta promete más de lo que el producto puede razonablemente dar? Tenga cuidado con las cosas que son demasiado buenas para ser ciertas.
  • Analice qué necesita, compare los negocios. Busque negocios o empresas que tengan buena reputación y den ventajas en la compra.
  • Chequee si hay cargos adicionales, como impuestos, gastos administrativos, etc.

Después de comprar o contratar

  • Siga apropiadamente las instrucciones de uso de los productos.
  • Si tiene algún problema repórtelo lo antes posible. No trate de arreglar el producto por su cuenta si tiene garantía.
  • Guarde toda la información del esfuerzo que usted realizó para resolver el problema. Nombre de las personas con las que habló, fechas, horas y toda otra información importante.
  • En caso de compras a crédito o en cuotas, guarde los recibos de pago y al finalizar pida un libre deuda o comprobante de cancelación de deuda.

Por supuesto alguna vez hasta el mas cuidadoso comprador puede encontrarse a si mismo comprando productos o contratando servicios que no funcionan bien y con comerciantes y fabricantes que no son muy entusiastas para resolver sus problemas. De todas formas, la mayoría de los negocios dependen de la satisfacción de los clientes para mantenerse en el mercado.
Firmas serias van a realizar un honesto esfuerzo por resolver los problemas pero primero debe hacerles conocer que existe un problema. Entonces, cuando un problema de consumo se le presenta, siga los siguientes pasos básicos. Si tuvo la mala suerte de comprar un producto que tiene un defecto, o se le realizó mal un servicio, o un artefacto fue mal reparado, esto es lo que puede hacer:

1) Identifique el problema y cómo le gustaría a usted que se resolviera, tenga la documentación que avale y sustente su reclamo (ej.: factura, garantías, orden de reparación).

2) Vuelva a ver a la persona que le vendió el producto o realizó la reparación o el trabajo, y calmadamente explíquele el problema y qué solución espera. Si esa persona no puede ayudarlo pida hablar con el supervisor o gerente y repita su reclamo. Muchos problemas se solucionan en esta etapa.

3) Si usted no está satisfecho con la respuesta, ¡NO SE RINDA! Si es una compañía de nivel nacional o internacional, escríbale una carta al presidente o al gerente de atención al cliente de la compañía.

4) Si no está satisfecho con la respuesta que la compañía le dio a su carta o si nunca recibió respuesta usted debe ahora contactar una asociación de consumidores o un organismo estatal.

Su carta:

  • Incluya su nombre, dirección y teléfono.
  • Si es posible tipee su carta o escríbala con letra clara y legible.
  • Si no conoce el nombre de la persona a la que debe dirigir su carta, puede colocar: Señor Gerente o solamente Señores.
  • Hágala breve y vaya al problema. Incluya toda la información pertinente (día de la compra o transacción, negocio, etc.) y qué cree que es el problema o sólo señálelo.
  • Adjunte copias de la documentación que avalan su caso. Asegúrese de enviar COPIAS y no originales.
  • Guarde una copia de la carta que envía.
  • Recuerde: la persona que esté leyendo su carta no es personalmente responsable de su problema, pero puede ser el responsable de solucionarlo. Por ello no escriba en forma sarcástica, ofensiva o agresiva, esto puede disminuir sus chances de resolver satisfactoriamente su problema.